10 octubre 2009

Obama, príncipe de la Paz.

Nueva vuelta de tuerca del imbecilismo mundial. Barack Obama, nuevo Premio Nobel de 2009. Sus méritos deben ser muy grandes, cuan la modestia del mulato, pero de ellos nada se sabe.

¿Qué ha hecho este señor por la paz mundial? Probablemente lo mismo por la promoción del juego del mus en Australia.

La defensiva "línea Nobel", hecha para dar la sensación de que los países nórdicos están por encima del bien y del mal (aunque sólo están por encima de la península de Jutlandia), ahora se retoma para evitar el descalabro en la pérdida de popularidad de este pan sin sal que ha caído veinte puntos en las encuestas.

Las palabras, y los premios, no dan trabajo ni prosperidad a los pueblos. Cuando Obama elimine las armas nucleares, a lo mejor creeremos que no todo en él es fachada y un inmenso vacío alrededor.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal